Novedades

La obesidad, un problema global

0 Comments 18 January 2017

0 Flares 0 Flares ×

images (2)

Resulta curioso, y al mismo tiempo chocante, que en un mismo mundo convivan países en vías de desarrollo, que realizan enormes esfuerzos para reducir el hambre y, apenas unos kilómetros más al norte, otros países se enfrenten al problema opuesto.

Es increíble comprobar que ambas zonas del mundo tengan una misma enfermedad común; la obesidad, ya que no es un problema exclusivo del primer mundo, como cabría suponer, pues no se contrae sólo por el consumo excesivo de ciertos alimentos, sino también por ingerir alimentos con graves deficiencias en vitaminas y minerales, que es lo que suele ocurrir en los países en vías de desarrollo.

Esta enfermedad atrae con facilidad un conjunto de enfermedades muy peligrosas y con una frecuencia elevada de que se conviertan en crónicas, como la diabetes, enfermedades del corazón y el monstruoso cáncer.

Se hace por tanto imprescindible un plan de actuación global para controlar el aumento descontrolado de peso, tanto en las zonas industrializadas como en las denominadas del tercer mundo.

Ambas necesitan estrategias totalmente distintas; mientras que los países en vías de desarrollo, en muy resumidas cuentas, necesitan acceder a los productos  de la  agricultura y eliminar la malnutrición, los países avanzados necesitan educación y concienciación de una vida más sana, incorporando alimentos saludables a la dieta y el abandono del sedentarismo, en pos de una actividad que ejercite sus músculos y queme las grasas sobrantes, con ejercicios diarios.

 

El problema de la obesidad en los países desarrollados

En lo que concierne a lo que tenemos más cerca, nosotros los habitantes del primer mundo, tenemos la suerte de contar con los medios suficientes para hacer frente, con efectividad, a los problemas y enfermedades que causa el exceso de peso.

Poseemos grandes espacios hospitalarios donde tratarnos, magníficos especialistas y lugares donde informarnos adecuadamente para iniciar, por nosotros mismos, alguna dieta para perder barriga y tratar de eliminar las causas que se deriven de este sobrepeso.

Recordemos una de esas enfermedades que nacen a partir de un cuerpo con exceso de peso, la diabetes, especialmente preocupante por su rápida expansión dentro de nuestras fronteras, ya que ha alcanzado en tiempo record al 14% de nuestra población.

Recordemos igualmente que la diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora en una calidad inferior o no es capaz de utilizarla con eficacia.

Por lo tanto, el paciente de diabetes necesita controlar los alimentos que ingiere y no excederse nunca en la cantidad glucémica de los mismos. Para realizar una buena dieta para diabéticos, sin posibilidad de cometer errores fatales por falta de nutrientes esenciales, lo más aconsejable es que se acuda a la consulta de un nutricionista y que sigamos correctamente todas sus recomendaciones, tanto en la lista de alimentos que nos sugieran, como en los horarios y cantidad de tomas diarias.

Del mismo modo, hay que reducir la cantidad de ingesta de nuestra dietas desde ya, del consumo excesivo de azucares, sal y alcohol y, del mismo modo, el consumo de carnes y prescindir radicalmente el tabaco.

 

 

 

Share Button

Comments are closed.

© 2017 Anoia Emergent. Powered by WordPress.

Daily Edition Theme by WooThemes - Premium WordPress Themes

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 0 Flares ×